El origen de un nuevo poder

 

por Jazmín Pérez

 

En realidad no terminaba de entender lo que estaba pasando con sus ojos, podía ver cada parte del universo con sólo pensarlo, sin embargo la mente humana… no, más bien el mismo ser humano se encuentra limitado a conocer de forma exclusiva su mundo y parte de la galaxia donde habita, es por ello que aquel joven no podía pensar en la infinidad de mundos que hay. Los escogía aleatoriamente, intuyendo su posible existencia, también observó ciudades en las que siempre había querido estar: Moscú, Tokio, New York, Janeiro… Podía ver todo cuanto quisiera, desde la reproducción de una célula hasta la muerte de un soldado en algún campo de batalla. Basta con pensarlo, supuso. Comenzó a aprender cómo funcionaba su nuevo poder, mas no comprendía lo esencial, ¿por qué sus ojos? ¿Por qué él? No sabía que acababa de engendrar un poder bestial, mismo que podría destruir a la humanidad en un chasquido, pero él no decidió destruirla, sino salvarla. Sus ojos mutaron y en él nació el aleph, los ojos que todo lo ven. Es así como su historia apenas comienza.

 

 

Me llamo Jazmín Pérez Virgen, nací en Potrero Nuevo, Veracruz, México. Estudiaba una carrera en el área técnica, pero decidí cambiarme a humanidades, ahora soy egresada de la Facultad de Letras Españolas de la Universidad Veracruzana. Me dedico a la enseñanza porque es algo que me gusta. Me apasiona leer y escribir, aunque en la actualidad no tengo mucho tiempo para ello.

2 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*