Jason Voorhees vs. Freddy Krueger , gane quien gane, el perdedor serás tú

 

por Blanca Jazmín Vega Juárez “Fantasma”

 

No, no se preocupen, no hablaré sobre la película del 2003, una cinta extraña que no le hizo justicia a dos de los íconos más importantes del género de terror de los últimos años.

Tras la aparición de Halloween (1978) bajo la dirección de John Carpenter, los creativos del séptimo arte, se dieron cuenta de que las personas deseaban ser asustadas…y vaya que lo consiguieron.

 

 

Las películas de monstruos y de horror siempre han sido una constante, no hay año en que no se produzcan cintas de este tipo. Cuando las producciones de monstruos comenzaron en el año de 1929 su efecto era para tranquilizar a las personas que en ese momento vivían  el Crack de Wall Street, como una manera de evadir la realidad, y de pensar que después de todo la vida no era tan mala, al menos en comparación a los monstruos que veían en la gran pantalla.

Con el paso de los años los seres de pesadilla se fueron adaptando a las necesidades y temores de las nuevas generaciones, quienes vieron surgir de las mentes de diversos maestros del género, a seres como Leatherface, Michael Myers, Pennywise, Pinhead, y a dos de los entes que se convirtieron en  un verdadero éxito y que dieron pie a franquicias en extremo rentables, me refiero a Freddy Krueger y a Jason Voorhees[1].

 

 

Jason Voorhees, ki, ki, ki, ma, ma, ma

Es día de mala suerte en Crystal Lake

En el año de 1980 los espectadores conocieron a Jason Voorhees, un alma torturada que encontró una vía de escape para sus severos traumas infantiles  a través del asesinato con un machete o demás armas punzocortantes, pasando de víctima a victimario, de niño a hombre, de engendro del infierno a máquina de muerte, y de nuevo a Jason adulto.

El inicio de esta franquicia cuenta la historia de un grupo de adolescentes que son contratados para ser consejeros en el campamento Crystal Lake, un sitio que fue reabierto tras veinte años, ya que en 1958 un niño murió ahogado. Lo que no saben es que hay alguien que no ha olvidado la muerte del pequeño de nombre Jason, y que tomará venganza en un Viernes 13.

 

 

Friday  the 13th estuvo bajo la dirección de Sean S. Cunningham, quien colaboró con Wes Craven en la película La última casa a la izquierda. Debido a su trabajo con el creador de Pesadilla en la calle del infierno, Cunningham consiguió el presupuesto para su película, la cual era independiente.

El reparto de este filme se caracterizó por estar conformado por actores novatos, incluso se puede ubicar a un joven Kevin Bacon en el papel de Jack; la actriz con mayor trayectoria era Betsy Palmer, quien aceptó participar  porque quería un carro nuevo, aunque no le agradaba la idea que fuera una película de terror.

 

 

Tras su estreno, Viernes 13 fue duramente criticada, incluso llegaron a decir que estaba condenada al fracaso, al ser demasiado sangrienta y horrible; lo que no esperaban, es que se convirtiera en un verdadero éxito, logrando que Paramount la comprara y distribuyera por todo el país. A unos días del estreno, se planteó que debía existir una segunda parte, centrándose en Jason, el hijo de Pamela Vorhees.

 

 

¡Mátala mami, mátala!

De esta manera e incluso ante el escepticismo de algunos miembros del reparto, entre ellos Betsy Palmer, quien posteriormente admitió que le alegraba haber formado parte de dicho proyecto, Viernes 13 se convirtió en una de las sagas de terror más rentables.

Jason Voorhees pasó a formar parte de la cultura popular, y es poco probable que alguien no relacione una máscara de hockey —la cual utilizó desde la tercera entrega de la saga— con este famoso personaje; así como con la música que indica que Jason está cerca, la cual fue compuesta por Harry Manfredini, quien se inspiró en una escena donde utilizaron un primer plano de la boca de Betsy Palmer diciendo “Kill her mommy”, tomando las sílabas ki y mo, a las cuales les agregó eco.

Los efectos especiales estuvieron a cargo de Tom Savini, quien en la escena en que Jack (Kevin Bacon) muere, al fallar el dispositivo, tuvo que soplar por un tubo para que brotara la sangre.

 

 

A continuación una lista con las películas que forman parte de esta famosa franquicia encabezada por el sanguinario Jason Voorhees.

-Friday The 13th   (1980).

-Friday The 13th  Part II (1981).

-Friday The 13th Part III (1982).

-Friday the 13th : The final chapter (1984).

-Friday The 13th : A new beginning (1985).

-Friday The 13th Part VI: Jason Lives (1986).

-Friday The 13th Part VII : The new blood (1988).

-Friday The 13th Part VIII : Jason takes Manhattan (1989).

-Jason goes to hell: The final Friday (1993).

-Jason X (2002).

-Freddy vs. Jason (2003).

-Viernes 13 (2009).

 

 

Freddy Krueger. Uno, dos Freddy viene por ti…

 

—¿Qué demonios son los sueños?

—Misterios. Engaños increíbles del cerebro.

La verdad es que aún no sabemos lo que son

ni de dónde vienen.

 

Algo va mal cuando comienzas a escuchar una rima que hace alusión a un tal Freddy, un ser del mundo de los sueños, que buscará aterrorizarte con temibles pesadillas para poder pasar a la realidad, y así poder vengarse con los hijos de las personas que lo quemaron en vida.

A nightmare on Elm street del año 1984, cuenta la historia de una joven de nombre Nancy Thompson (Heather Langenkamp), una chica común y corriente que comienza a perder a sus amigos uno a uno a manos de un inquietante monstruo que posee un guante con cuchillas, el cual se manifiesta cuando los muchachos duermen.

 

 

Soñé con un tipo vestido con un suéter rojo y verde muy sucio (…) iba raspando todo con sus uñas. En realidad, eran más bien como cuchillos, algo que él mismo hizo.

 

Pesadilla en la calle del infierno fue dirigida y escrita por Wes Craven, considerado un maestro del género de terror.

Tras el éxito de Halloween y Viernes 13, Craven fue instado a escribir una película de terror debido a la buena recepción que tuvo con el filme “La última casa a la izquierda”, pues le comentaban que el género era lo suyo.

El guión para esta cinta tuvo como punto de partida diversas situaciones, entre ellas: la figura del padre de Wes Craven, que falleció cuando era niño y que le inspiraba verdadero pánico, pues era un hombre agresivo; un par de artículos de un diario en los que se hablaba de extrañas muertes de diversas personas mientras dormían; así como una situación inquietante que vivió cuando era niño, al ser asustado por un borracho quien lo miró directamente a los ojos.

 

 

Lo que ven no siempre es real. Según Shakepeare había algo operando en la naturaleza, quizá en el interior de la misma naturaleza humana que estaba viciado.

De forma curiosa, la verdadera pesadilla de este filme, fueron los obstáculos a los que se enfrentaron, pues no sólo tenían un presupuesto ajustado para lo que pensaban hacer, sino que el tiempo que les dieron fue de 32 días, así como el escepticismo de algunos, a excepción de Bob Shaye, fundador de New Line Cinema, quien se encargó de buscar el presupuesto para el rodaje.

Para Craven una parte fundamental de su película se basaba en encontrar el reparto perfecto, por lo que seleccionó con cuidado a los actores que darían vida a sus personajes: para su protagonista buscó a una joven que proyectara fuerza e inteligencia, por lo que Heather Langenkamp fue la mejor opción; por otro lado, este filme marcó el inicio de la carrera de Johny Depp, quien a pesar de no ser la primera opción de Wes Craven, lo seleccionó para el papel de Glen (el novio de la protagonista) debido a que sus hijas le dijeron que era muy atractivo. Otra elección de la cual dependía el éxito del filme, era hallar al actor que interpretaría a Fred Krueger, papel que quedó en las cuchillas de Robert Englund, quien hasta ese momento tenía doce películas.

 

 

El villano en este filme era el punto fuerte, en especial, porque para Wes Craven no había nada peor que alguien que maltrate a un niño; Craven llamó a su monstruo “Freddy” por un compañero que solía golpearlo; asimismo quería que Fred Krueger no tuviera máscara, a diferencia de otros iconos del terror como Jason Vorhees o Michael Myers,  pues consideró que era buena idea que pudiera hacer gestos. Robert Englund se inspiró en Klaus KIinski como Nosferatu para interpretar a Freddy Krueger.

Como dato curioso, para la muerte de Glen (Johny Depp) se utilizaron aproximadamente 830 litros de “sangre”; escena que fue inspirada por la película El Resplandor de Stanley Kubrick.

 

 

 

Freddy Krueger, es uno de los íconos más queridos dentro del género de terror, porque a pesar de lo que representa, Robert Englund lo hizo carismático e incluso gracioso.

A continuación te presentamos la lista con los títulos de esta franquicia:

  • A Nightmare on elm street (1984)
  • A Nightmare on Elm Street Part 2: Freddy`s revenge (1985).
  • A Nightmare on Elm Street 3: Dream Warriors (1987)
  • A Nightmare on Elm Street 4: The dream master (1988)
  • A Nightmare on Elm Street 5: The dream child (1989)
  • Freddy`s dead: The final nightmare (1991).
  • Wes Craven`s New Nightmare (1994)
  • Freddy vs. Jason (2003)
  • Never Sleep Again: The Elm Street legacy (Documental, 2010).
  • A nightmare on Elm Street (2010)

 

Uno, dos Freddy viene por ti

Tres, cuatro mejor ciérrala puerta

Cinco, seis, toma el crucifijo

Siete, ocho, Me quedaré despierto hasta tarde

Nueve, diez, Nunca más dormiré.

 

Hoy es Halloween y al final sólo puedo decir, dulces pesadillas, y tengan mucho cuidado, porque no saben si se encontrarán con algunos de estos seres cuando vayan a pedir dulces.

 

 

 

 

 

 

 

[1]Al respecto, Stephen King comenta que lo curioso de este tipo de cintas fue la reacción que provocaron en el espectador, quien en las primeras entregas se identificó con las víctimas, pero ya en las secuelas, el público no iba a ver quién sobrevivía, sino al monstruo, y las nuevas maneras en que llevaría a cabo sus asesinatos. Curioso ¿no?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*