La mala suerte

 

Por Fabián Oldoni

 

Era tanta su mala suerte que llegó a hacerse una limpia en San Juan de los Remedios; su escepticismo quedó atrás cuando el viejo curandero lo citó el día en que la luna se alineara con Saturno y el halo de Marte iluminara a Júpiter en la casa de Tauro. Para cerciorarse consultó horóscopos, astrología y adivinos en redes sociales. La fecha llegó. El chamán comenzó la danza del merecimiento. Sentadillas y pasos serpentinos hicieron que la bruma de la noche se disipara y diera paso a la luz de la luna y las estrellas; el optimismo comenzaba a vislumbrarse en los ojos de Fortunato. De repente el aire comenzó a arrastrar hojarasca y gravilla de tezontle y al combinarse con la irregularidad del recinto hizo que el chamán trastabillara, el cinto del huarache izquierdo se rompiera provocando una fractura de tobillo. Así, la mala suerte de Fortunato continuaría vigente hasta el final de sus días.

 

 

 

 

Fabián Hernández Martínez o mejor conocido como Fabián Oldoni, nació en agosto de 1982. Actualmente radica en la ciudad de Xicotepec, Puebla. Ingeniero Industrial que dedica su tiempo libre a realizar textos para mejorar esa habilidad; a la lectura y a su familia. Tiene algunas colaboraciones en la revista Alquimia Literaria y sesiona con algunos otros compañeros en el taller literario de su ciudad.

 

 

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.